Posts Tagged ‘pasear’

>Desafío perezoso… Les covetes dels moros

>

En este caso es bastante perezoso, solo hay que estar un poquito ágil y llevar ropa cómoda.

En la localidad de Bocairent, se encuentran…

53 ventanas y un laberito de galerías, que obligan a dar algún que otro salto y a coger impulso, siendo una excursión muy entretenida, además las estancias están iluminadas por la luz del exterior en todo momento…

Si os ha llamado la atención, os invito a que veáis también el post que le dedicó LinkAlicante.

>De calle… Microguagua

>

La última curiosidad musical que quedaba por contar, de la escapada a Barcelona del mes pasado, era este grupo…

Un grupo con múltiples orígenes, Italia, Argentina, Brasil, Portugal… Y que, aunque también han dado conciertos en algunos bares y salas, como ellos mismos comentan, tocar en la calle da la posibilidad a sus integrantes de vivir de su propia música.

Sin duda, animan a paseantes y turistas, e invitan a parar un rato a escuchar… Como muestra os dejo este vídeo, que no hice yo, pero es la canción que más se me pegó…

>A santo de… Sussana

>

Otra variante, de este bonito nombre, la encontramos en Amposta (Tarragona), en el Parque Natural del Delta del Ebro.

Junto al puente, entrando a Amposta a través de él, se encuentra…

Y en ella una capilla sencilla, de ladrillo caravista…


¿Continuará la sección? Empezó aquí.

>Paseos que dan juego… El castillo de Sagunto

>
Prácticamente es visible desde toda la localidad, el castillo de Sagunto vigila los movimientos de sus habitantes y de las localidades vecinas…

La entrada es gratuita y, si el día está despejado, permite disfrutar de unas buenas vistas…


Por suerte, se encuentra en proceso de restauración, porque empezaba a encontrarse en un estado de conservación un poco preocupante, para la importancia que tiene y lo que representa.


Pero, aún así, es posible visitarlo y pasear por buena parte de su extensión…




Y al bajar, podemos llevarnos algún recuerdo…


O parar a tomar un tentempié…


Y para terminar, una canción que me rondaba durante la visita… “Roma” de Manel. Porque si hubiéramos nacido en Sagunto hace más de 2000 años…

>Cuaderno de viaje, tomar unas sidras

>Y para acabar con la crónica del 2º jeroglífico vacacional, faltaba algo importante… Calmar la sed.

De día, una visita interesante es la que se puede realizar a la fábrica de El Gaitero, en Villaviciosa, es gratuita…


Que guarda los primeros toneles que usaban, que se marcaron con el destino al que iba su contenido…



Para despedir la visita, ofrecen una degustación y se puede comprar alguno de sus productos especiales (que no solo de sidra viven en El Gaitero)…


De vuelta a la capital, cuando cae la tarde en Oviedo, el punto de encuentro es el Bulevar de la Sidra(donde la costumbre suele ser que el camarero te sirva la sidra)


Y para acabar, visita a Gijón y a donde hay que ir cuando cae la tarde allí…


Es la plaza Arturo Arias, o plaza de la Tabacalera, donde también hay muchas sidrerías (en este caso la costumbre es escanciarse uno mismo). ..

Y en fiestas de Gijón, hasta Don Pelayo se anima a escanciar…

>Cuaderno de viaje, vamos a las playas

>Y siguiendo con el agua, las playas de Asturias han sido una sorpresa…


La primera visita, a Ribadesella, y una de las curiosidades fue el nivel del agua…


El otro detalle son la casas que se encuentran en el paseo de la playa de Santa Marina. Como la Casa Verde


O el Hotel Villa Rosario, que parece que tenga el tejado de caramelo…


Pero volviendo a la playa y las mareas, la otra visita fue a Gijón


Y al llegar pasaba lo mismo, nivel alto de agua…


Pero al llegar la noche…

>Cuaderno de viaje, subida a Los Lagos

>La solución al 2º jeroglífico vacacional era Asturias.

Y para comenzar la crónica del viaje…
La excursión a los Lagos de Covadonga, en el Parque Nacional de los Picos de Europa. Una excursión que no se puede hacer en coche, sino que hay que aparcar antes de llegar y coger la línea de autobuses que hace la ruta (pasa cada 10 minutos).



Una vez arriba, después de una ruta de más de media hora por una carretera muy concurrida…


Allí están… El Enol y la Ercina, los lagos



Y los prados con sus vacas, tan campantes…


De vuelta, parada para reponer fuerzas, y como sugerencia rápida y bien, bocadillos del lugar…


Y visita al Santuario de Covadonga