Mejor los gastamos nosotros…

Otro post sobre ropa en este blog que no habla de moda.

Y es que no nos gustan los pantalones vaqueros gastados. Perezosamente cuanto más azules y oscuros mejor. Y esto no era por ninguna razón en especial, nos gusta que el efecto gastado se lo dé el uso, los lavados, el día a día…

Hasta ahora esta preferencia se quedaba en algo personal, era cuestión de gustos. Pero después de conocer la problemática del proceso de desgastado de los vaqueros, teníamos que mencionarlo, y nos gustan mucho menos.

Os invito a leer el artículo de la BBC titulado El lado oculto de los jeans gastados, aunque poniendo en cualquier buscador las palabras “vaqueros” y “silicosis” obtendréis más fuentes.
Y hemos encontrado una campaña en contra del uso de este proceso para el desgaste, que se llama No Sandblasting. Esta web contiene muchísima información y podéis firmar una carta dirigida a las empresas del sector textil que no quieren eliminar este proceso.
Perezosamente ni siquiera buscaríamos otra opción para conseguir el efecto gastado y dejaríamos que el desgaste fuera un reflejo de la actividad que ha tenido la prenda, por el uso.

Acabamos con una frase del artículo de la BBC que os mencionaba antes…
El denim gastado será visto como una de las grandes locuras de esta generación, un símbolo de la ‘moda rápida’ en su expresión más ridícula.

A %d blogueros les gusta esto: