Alicante, empieza la vuelta al mundo…

Por fin la compañía de telefonía móvil nos da una alegría, y de las buenas…



Y es que Alicante es puerto de salida de la Volvo Ocean Race y, hasta el 4 de noviembre, lo están celebrando por todo lo alto, con regatas, conciertos y actividades relacionadas con el mundo de la navegación y los patrocinadores.




La suerte quiso que pasáramos el mediodía del sábado viendo una regata desde un catamarán, cargado de clientes que acabamos la mar de contentos, y algunos la mar de mareados, tanto que no creo que repitan.




Perezosamente hemos que reconocer que no teníamos mucha idea del sistema de la competición y que ha sido todo un descubrimiento. De hecho, ya tenemos un barquito perezoso en el juego de la Volvo Ocean Race.



Hasta que empezó la competición propiamente dicha, estuvimos dando vueltas, disfrutando las delicias de Qlinaria y de su gente tan simpática…





Saludamos a los nuestros




El patrón fue haciéndose hueco para que tuviéramos la mejor vista posible…




Y empezó la regata…




Y las otras regatas para verla bien…







Pero sin dejar de comer…




Y mirar…




El resultado es lo de menos, ganó el Abu Dhabi y el nuestro quedó último, lo importante es que disfrutamos de una experiencia interesantísima y muy divertida.



Pero no todo se centra en el mar, en el puerto se encuentran las sedes de los patrocinadores y diversas actividades: Documental 3D, simulador de navego*, simulador de recogida de velas*, zona wifi en la village 2.0, el documental sobre la problemática del albatros… Y, de los patrocinadores, el más entretenido es el de Telefónica, donde se puede firmar una vela, hacerte fotos con el timón y el equipamiento, globoflexia, regalos…



Y el equipo Telefónica, capitaneado por Pepe Ribes, al que perezosamente conocimos por el anuncio de Estrella Damm, que cuando terminó el trabajo y la entrevista, se acercó para saludarnos y hacerse una foto perezosa, jeje…




¡Mucha suerte a todos los equipos y que gane el mejor!



Y si estáis por Alicante, no dejéis de acercaros por el puerto, que siempre es bonito y, hasta el día 4, además entretenido.



*NOTA: Me he inventado los nombres “simulador de navego” y “simulador de recogida de velas” porque no sé como se llaman en realidad y creo que así se entiende.

A %d blogueros les gusta esto: