>Por un menor impacto

>Leyendo una revista dominical, el pasado fin de semana, encontré un caso sobre el que he querido saber un poquito más.

Se trata de Colin Beavan y su decisión de vivir un año de la forma más ecológica posible, sin electricidad, sin comida a domicilio, sin compras compulsivas, sólo en bicicleta o a pie, generando el mínimo de resíduos… Además vivió esta experiencia junto a su mujer y su hija pequeña.

Se deshicieron de la tele y se iluminaron con velas, aunque la historia pudo seguirse a través de su blog, que sigue activo.

Después del año de experiencia han surgido un libro y un documental.

Será muy curioso ver como se las han apañado, cuando lo podamos ver aquí…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: